martes, 13 de septiembre de 2011

El Cobarde

Erase una vez en un colegio donde un niño se las picaba de muy malo. Los demás niños en el colegio le tenían miedo.
Pero si al personaje este se le paraba en la raya cualquier ñero, “uno de esos gamines que son muy montadores”, ahí si no era capaz de meterse con ellos porque les tenía miedo. Pero con los del colegio no, Ja. Un día vio una pelea de ñeros, la observó cuidadosamente y se dijo para si mismo:
- Ja. Eso es breve.
Pero al ver que de esas riñas puedes salir herido, o puedes maltratar a alguien, optó por volverse agradable y servicial ante sus compañeros y ante la misma sociedad.

Desde ahí en adelante no les volvió a tener miedo a los gamines, pero si respeto y cuidado. Porque ellos si se paran en la raya. Y es que ellos ofendidos, son capaces de hacernos daño.
Si un ñero te persigue, escóndete entre mucha gente hasta lograr perderlo.
- Ja, eso es breve.

Escrito Por:
Davison Arley Coronado Valbuena
Grado Octavo Año 2011
Jornada de la Tarde

No hay comentarios:

Publicar un comentario